La transformación de Harry Styles

por Daniel Ulibarri

stylestour

Contrario a lo que muchos eruditos piensen, el mundo del pop puede ser sumamente complejo, interesante y bizarro.

Por ejemplo, hace unos años Justin Bieber y One Direction enloquecían al mundo con su imagen inocente y éxitos melosos. Hoy las cosas han cambiado radicalmente.

Ahora Bieber se codea con Diplo y Skrillex, y Katy Perry utilizó elementos de reggae y hip hop en Witness, su más reciente más reciente producción discográfica. Por otro lado, las boy bands que conocíamos comenzaron a decaer.

Una de ellas es One Direction, un grupo de cinco jóvenes ingleses que mejoraron la formula de bandas como Backstreet Boys o NSYNC.

NiallLiamHarryLouis y Zayn llegaron a la escena de la música pop en un momento clave y se podría argumentar que a partir del surgimiento de 1D el mundo de la música cambió.

A pesar de su éxito, como todas las bandas de este estilo, perdieron relevancia rápidamente y los integrantes se vieron obligados a innovar por cuenta propia.

Ejemplo de esto es “Slow Hands” del proyecto solista de Niall Horan, una canción con fuertes tintes de funk gracias a un bajo estruendoso y guitarras, que bien podría formar parte de un disco de country.

El sencillo tuvo mucho éxito, pero tanto este, como los proyectos de los otros integrantes, cargaban con la etiqueta de 1D, lo cuál no sentaba muy bien.

Hasta que llegó el turno de Harry Styles con el sencillo “Sign of the Times”, y nadie sabía qué esperar.

Harry-Styles-Sign-of-the-times-2017-album-art-billboard-1240

Lo cierto es que pocos estaban listos para que la canción fuera excelente. Y vaya que lo era, sin duda. Lo es y lo será siempre.

Harry había renacido con una canción icónica que destacaba por la magia de sus arreglos y la entrega en su interpretación.

El cantante, considerado como el más popular dentro del grupo británico ensamblado por Simon Cowell en la versión británica de The X Factor, sorprendió a críticos y haters; a quienes nos manteníamos indiferentes y hasta los más fervientes directioners.

03-Harry-Styles-sign-of-the-times-2017-screenshot-billboard-1548

Sign of the Times” resultó ser de esas piezas inusuales que suenan y se sienten eternas: como si hubiesen existido siempre; de esos clásicos que captan el gusto y la atención de todo tipo de públicos…

De esas canciones que llegan para quedarse en la historia de la música popular como himnos recordados durante década tras década por venir.

Tras escuchar maravillado Sign of the Times” -con todo y su impactante videoclip-  no terminaba de quedarme clara la dirección que Styles iría a tomar con el resto del álbum.

Nunca había seguido su trayectoria ni la de los demás integrantes de One Direction. Su nombre era el único que me sabía.

The Late Late Show with James Corden

Pero ahora no sólo había captado levemente mi atención: había despertado mi interés. Incluso, contaba con mi genuina admiración.

Fue en mayo del año pasado cuando salió el disco, Harry Styles, con 10 canciones y tan sólo 40 minutos de duración.

image

Con su lanzamiento me di cuenta de que Harry Styles no aspiraba a ser el nuevo Justin Timberlake y descubrí que es la clase de artista que jamás lo hará.

Eso no es bueno o malo; es un indicador de que su esencia musical es totalmente distinta.

Si acaso, su identidad artística le generaría comparaciones con Alex Turner (líder de Arctic Monkeys), aunque es precipitado encasillar a Styles.

Después de todo, ha demostrado ser todo un estuche de monerías.

Sweet Creature” es una canción romántica que alude al folk de Iron & Wine y Fleet Foxes.

Only Angel” parece ser un tributo casi directo a Aerosmith. Los riffs de guitarra son estruendosos, y mantienen progresiones típicas del rock clásico, aunque quizás el cowbell que acompaña el coro es demasiado.

Lo que definitivamente es cierto en cuanto al álbum es que resultó ser de las mayores sorpresas del 2017, además de la propuesta más honesta, fresca e interesante para los fans que creíann que el rock murió hace muchos años.

La potente interpretación de Styles es, sin duda alguna, lo que más sorprende y destaca de este álbum.

Las canciones son sencillas, y mantienen elementos del típicos del pop, como el uso de coros pegajosos y fáciles de memorizar, quizás con el objetivo de que lo que más brille sea la voz del artista.

La producción es impecable; especialmente en “Sign of the Times”, y cada canción del álbum mantiene la atención del oyente.

El disco muestra a Harry Styles harto de su vida de directioner, ansioso de abrirse camino para ser estrella de rock y de demostralo al subvertir las reglas de lo que se esperaba de él.

Hasta entonces un artista pop de moda pasajera, con una cara bonita y un ejército de adolescentes enamoradas del pop chicloso de los primeros discos de One Direction, ha sido un giro refrescante ver este lado de Harry Styles.

Y hay que darle crédito: contrario a lo que le haya sugerido su disquera (Sony Music), Harry se fue a Jamaica a grabar lo que le dio la gana.

Y se salió con la suya: presentó un disco digno de una verdadera potencia musical, que apela a los gustos y emociones de distintos públicos.

Harry Styles es un álbum que cualquiera puede matizar en privado o en público: la música es tan buena que da gusto y orgullo disfrutarlo donde sea.

Styles es joven, y de continuar en esta dirección seguramente le irá mejor con cada producción.

572747-harry-styles

Su dominio del escenario es también sumamente impresionante; mientras traza su propia ruta con sus letras y, por supuesto, su incomparable y versátil timbre de voz. Claramente, el tipo está lleno de sorpresas.

Cuenta con el infalsificable don de la simpatía, algo que ha quedado documentado en horas y horas de entrevistas, documentales, detrás de cámaras y apariciones televisivas tanto como solista y miembro de One Direction.

También son evidentes sus dotes histriónicos.

Desde su aparición en varios segmentos de Saturday Night Live junto a Jimmy Fallon en abril del año pasado, hasta su elogiado debut cinematográfico en Dunkirk (ambientada en la Segunda Guerra Mundial y dirigida por Christopher Nolan), el futuro actoral de Styles realmente promete.

harry-styles-mick-jagge-3

Se rumora que es el favorito para interpretar al legendario Mick Jagger en la próxima película biográfica de los Rolling Stones.

Tras su imitación de Jagger el año pasado en un bizarro sketch de SNL, que requería una exageración de los manerismos del legendario vocalista, Styles demostró que definitivamente es un gran candidato para dicho papel.

Existe, incluso, una clara influencia de Jagger en las composiciones su álbum debut en una especie de sentido abstracto.

Harry Styles emana una fuerte vibra que recuerda a los grandes íconos del rock.

2 Replies to “La transformación de Harry Styles”

  1. […] Branagh, Mark Rylance y Fionn Whitehead completan el elenco, mientras que Harry Styles hace su debut cinematográfico con un papel secundario pero esencial para la trama de la cinta, […]

  2. […] Harry Styles ya es considerado una estrella de rock después de un álbum debut que dejó a muchos con la boca tapada y a otros, como yo, con la boca abierta. […]

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.