Prostitución: vida ‘alegre’, vida ‘triste’

La pretensión de que la regulación de las prostitución serviría para controlar a las mujeres ‘malas’, segregándolas para evitar que el “mal ejemplo que dan” cundiera entre las buenas mujeres de la comunidad, ha fracasado rotundamente.

El pudor es un diseño pasado de moda

Hoy más que nunca se convierte en una ‘virtud’ fastidiosa que debe ser desafiada con valentía para ejercer nuestra identidad y sexualidad como nos plazca… Si tan virtuoso es el pudor, no habrá problema con dejarlo guardado en casa.