Prostitución: vida ‘alegre’, vida ‘triste’

La pretensión de que la regulación de las prostitución serviría para controlar a las mujeres ‘malas’, segregándolas para evitar que el “mal ejemplo que dan” cundiera entre las buenas mujeres de la comunidad, ha fracasado rotundamente.

Contra el mito vaginal

En las mujeres de todo el planeta bulle una reserva de furia latente, porque la mujer no es una reproductora. No es un ser de menos. No es un objeto creado para el gozo sexual del hombre. La mujer es un ser humano capaz de participar plena e igualmente en toda esfera de la actividad humana.